Solicitar Nacionalidad Española

Cuando un extranjero lleva un periodo de tiempo viviendo en España es habitual que considere la pregunta de cómo obtener la nacionalidad española, ya que esto supone una gran ventaja en muchos aspectos.

En este artículo vamos a explicar las diferentes formas de cómo obtener la nacionalidad española, pero nos vamos a centrar en la solicitud de nacionalidad por residencia, por ser el procedimiento más habitual para conseguir la ciudadanía española. Si quieres que te ayudemos a tramitar tu Nacionalidad Española solo tienes que ponerte en contacto con nosotros en el botón de más abajo:

Beneficios de la nacionalidad española

En primer lugar, una vez que obtengas la nacionalidad española te podrás olvidar de las tediosas renovaciones de residencias que normalmente tienen requisitos muy estrictos, como poder acreditar un contrato de trabajo o disponer de medios económicos.

Además, dependiendo del país de origen, no perderás tu nacionalidad de origen, por lo tanto, podrás ser español a efectos legales sin perder tu nacionalidad, es decir, podrás tener doble nacionalidad.

Lo cierto es que la regla general para adquirir la nacionalidad española es que hay que renunciar a la nacionalidad de origen. Así viene establecido en el art 23.b) del Código Civil cuando establece como requisito para obtener la nacionalidad española “que la misma persona renuncie a su anterior nacionalidad”, sin embargo, la parte final de ese precepto dispone que “Quedan a salvo de este requisito los naturales de países mencionados en el apartado 1 del art 24 y los sefardíes originarios de España”.

Los países mencionados en el art 24 son los países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial y Portugal.

Cómo obtener la nacionalidad española

Las diferentes vías para tramitar nacionalidad española son:

a. Por carta de naturaleza. Esta vía es muy excepcional. La otorga de manera discrecional el Gobierno, mediante Real Decreto, en el caso de que entienda que existen circunstancias excepcionales que lo justifiquen.

b. Nacionalidad para españoles de origen.

Son españoles de origen:

  • Los nacidos de padre o madre española o
  • los nacidos en España cuando sean hijos de padres extranjeros si, al menos uno de los padres ha nacido en España. Se exceptúan los hijos de los diplomáticos. Es decir, estamos en el caso de una persona que nace en España y cuyo padre o madre también nació en España, pero no solicitó la nacionalidad española en su momento, por lo tanto, es extranjero.
  • Los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecen de nacionalidad (apátridas), o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad. En este caso puede realizarse un expediente en el Registro Civil de su domicilio para declarar la nacionalidad española con valor de simple presunción.Lo que se trata de evitar con esto es que un menor se quede sin nacionalidad. En el caso de que los padres no tengan nacionalidad o no la transmitan al hijo según las leyes del país de origen, la legislación española permite que adquiera la nacionalidad española.
  • Los niños nacidos en España de cuyos padres se desconoce la identidad. Se presumen nacidos en España los menores cuyo primer lugar de estancia conocido sea territorio español.
  • Son también españoles de origen los menores de 18 años que sean adoptados por un español. Si el adoptado es mayor de 18 años, podrá optar por la nacionalidad española de origen en el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.

c. Nacionalidad por posesión de estado. Pueden pedir la nacionalidad por esta vía los que hayan poseído y disfrutado la nacionalidad española durante 10 años, de forma continuada, de buena fe, en base a un título inscrito en el Registro Civil.

Es decir, se otorgó por error la nacionalidad española a una persona y se permite que la mantenga.

d. Nacionalidad por opción. Es un beneficio que ofrece la ley a dos grupos de personas:

  • Las que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español.
  • Aquellos cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España.

En este blog encontrarás artículos más detallados sobre cada uno de estos modos de adquirir la nacionalidad.

Como hemos dicho antes, la forma más habitual de acceder a la nacionalidad es la residencia durante un tiempo en España. Esta, la nacionalidad española por residencia, es la que vamos a analizar en este artículo.

Requisitos nacionalidad española por residencia 

Nacionalidad Española

El principal requisito y el más importante es la residencia legal, continuada e inmediata anterior a la solicitud de nacionalidad española por residencia.

Residencia legal: Con esto se descarta que puedan acceder a la nacionalidad española aquellas personas que se encuentran en España de forma irregular. Las personas que se encuentran en esta situación primero tienen que conseguir un permiso de residencia, ya sea por arraigo social, laboral, familiar, etc… y una vez que cumplan el periodo de residencia exigido legalmente empezar los trámites para adquirir la nacionalidad española.

Es muy importante destacar que la estancia por estudios no se tiene en cuenta de cara a obtener la nacionalidad española. Por poner un ejemplo, si un estudiante de Ecuador lleva dos años estudiando un Máster en España, no podrá pedir la nacionalidad española. En el caso de que quisiera solicitar la nacionalidad tendría que cambiar el tipo de residencia, lo más habitual a una residencia por trabajo y al cumplir los dos años con esa residencia pedir la nacionalidad española.

Residencia continuada: el periodo de tiempo exigido por ley, ya sean 10 años, 5 años o 2 años, se debe cumplir de forma continuada.

Vamos a poner un ejemplo para que se vea más claro. Un nacional de Colombia comienza su residencia legal en España el 1 de enero de 2018. Al tratarse de un ciudadano de país Iberoamericano la ley le exige solo dos años de residencia, por lo que el 1 de enero de 2020 ya cumpliría el requisito temporal. Estos dos años tiene que permanecer de forma continuada en España, pero ¿quiere esto decir que no puede salir de España? Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, residencia continuada no es sinónimo de prohibición absoluta de salir del territorio español. Lo importante es que no se pierda la vinculación con España.

Por tanto, sí que se puede viajar al país de origen o a otro, pero por periodos no prolongados. Continuando con el ejemplo del ciudadano colombiano, al exigirse solo 2 años de residencia las salidas del territorio español no deberían superar los 3 meses como normal general.

En el caso de que se exigieran 10 años de residencia, las salidas no podrían ser superiores a 6 meses.

Otra cuestión que se plantea al respecto es cómo calcular este periodo de salidas permitidas. Es decir, si mis salidas no pueden ser superiores a 3 meses, ¿se refiere al total o a una sola de ellas?

Pues bien, parece ser que el criterio que está manteniendo últimamente la DGRN (Dirección General de los Registros y del Notariado) es la de que una sola salida no puede superar ese tiempo, pero si dos salidas distintas superan ese periodo no pasaría nada.

A pesar de este criterio, nuestra recomendación es evitar, en la medida de lo posible, las salidas del territorio español, de cara a evitar cualquier problema que pueda suponer una denegación de la nacionalidad española en el futuro.

Anterior: lógicamente el periodo de residencia tiene que ser justo anterior al momento en que se pida la solicitud nacionalidad española, no vale que hace 10 años residieras de forma legal y continuada 2 años en España, si luego has permanecido fuera de España 8 años.

Pedir nacionalidad española:¿Cuánto tiempo que vivir en España?

La respuesta a esta pregunta depende de tu nacionalidad.

La regla general son 10 años de residencia legal, pero como veremos a continuación, hay bastantes excepciones que afectan a muchas personas. En algunos casos se exigen 5 años, en otros 2 y determinados supuestos solo 1. Aparte de esto está el supuesto de los guatemaltecos que tienen un convenio especial.

Vamos a analizar estas excepciones:

5 años: esto se aplica a aquellas personas que hayan obtenido la condición de refugiado.

2 años: se aplica a los nacionales de países iberoamericanos (Venezuela, Colombia, Ecuador, Peru, etc…), Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.

1 año: hay diferentes situaciones que permiten tan solo un año de residencia:

– Los que hayan nacido en territorio español.

– El que no ejerció debidamente su derecho a adquirir la nacionalidad española por opción.

– El que haya estado sujeto legalmente a la tutela, guarda o acogimiento de un ciudadano o institución españoles durante dos años consecutivos, incluso en el caso de que continuare en esa situación en el momento de la solicitud.

– El que en el momento de la solicitud lleve un año casado con un español o española y no esté separado legalmente o de hecho.

– El viudo o viuda de español o española, si en el momento de la muerte del cónyuge no estaban separados, legalmente o de hecho.

– El nacido fuera de España de padre o madre, (nacidos también fuera de España), abuelo o abuela, siempre que todos ellos originariamente hubieran sido españoles.

– Un día para guatemaltecos. Convenio de nacionalidad del 28 de julio de 1961, suscrito entre España y Guatemala.

Realizar examen nacionalidad española

Existen dos exámenes a realizar para obtener la nacionalidad española, el denominado CCSE (Conocimientos Constitucionales y Socioculturales) y el DELE, esto es, la prueba de conocimiento del idioma español.

Como es obvio, los nacionales de países hispano hablantes no tienen que hacer el DELE, puesto que conocen el idioma español.

Estos exámenes los realiza el Instituto Cervantes. Si quieres saber cómo inscribirte, puedes acceder a nuestro artículo “Examen Nacionalidad Española: ¿cómo inscribirse?” en el que te explicamos de manera muy sencilla los pasos que tienes que dar para matricularte en los exámenes de nacionalidad española.

Estos exámenes se realizan con asiduidad, por lo que podrás inscribirte cuando te sientas preparado. En este sentido, hay que destacar que, una vez aprobado el examen CCSE (Conocimientos Constitucionales), el certificado tiene una validez de 4 años desde la fecha de aprobación del acta de calificación, por lo que si tienes en mente aplicar para la nacionalidad española y cumples con el resto de los requisitos que estamos explicando en este artículo, puedes ir adelantando este trámite para ganar tiempo.

El certificado del examen DELE (en el caso de que lo tengas que realizar), no caduca.

Estos exámenes sirven para poder acreditar “un suficiente grado de integración en la sociedad española”. Ya no sucede como antes, cuando para acreditar esto había que pasar una entrevista personal y por lo tanto era más subjetivo decidir quién cumplía y quien no este requisito. Ahora, con la superación del examen es suficiente para acreditar ese grado de integración necesario.

Si quieres saber más acerca del examen puedes seguir leyendo más información en como inscribirse en el examen de Nacionalidad Española.

Buena conducta cívica

Este requisito, se suele traducir en la práctica en la ausencia de antecedentes penales, tanto en España como en el país de origen.

Aparte de lo anterior hay que tener cuidado con los antecedentes policiales, porque en caso de tenerlos también podrían dar lugar a una denegación.

Ya hemos explicado en otro artículo que la buena conducta cívica y la tenencia de antecedentes penales no tienen por qué ser incompatibles. Se puede dar el caso de tener antecedentes penales y que el Ministerio de Justicia considere que esa persona ha acreditado buena conducta cívica. Lo malo es que puede pasar lo contrario, es decir, una persona que ya ha cancelado sus antecedentes penales ve denegada su nacionalidad, porque, a pesar de la cancelación el delito que cometió es tan grave que impide acreditar la buena conducta cívica.

En cualquier caso, en caso de haber antecedentes penales nuestra recomendación es cancelarlos lo antes posible para evitar problemas.

Carecer de antecedentes penales.

Otro de los requisitos importantes es poder acreditar una “buena conducta cívica”.

Estamos ante lo que se denomina un concepto jurídico indeterminado, es decir, un concepto sometido a interpretación puesto que la ley no lo define con claridad. En la práctica, sin embargo, lo podemos entender relacionado con los antecedentes penales o policiales, aunque no son sinónimos.

Tener antecedentes penales tanto en España como en el país de origen es motivo de denegación de la solicitud, por lo que, en el caso de tenerlos, hay que cancelarlos antes de solicitar la nacionalidad.

En el caso de que únicamente tengamos antecedentes policiales, es más discutible que nos puedan denegar la solicitud nacionalidad española, pero evidentemente es mejor evitarlos a toda costa. También en este caso lo más aconsejable es cancelarlos antes de presentar ningún papel.

Si quieres saber más sobre cómo afectan los antecedentes penales al procedimiento de nacionalidad española te recomendamos que leas nuestro artículo sobre nacionalidad y antecedentes penales.

Documentación correcta

Para que nos concedan la nacionalidad española, debemos presentar una serie de documentos, en el caso de que falte alguno, lo más normal es que la Administración nos lo requiera y nos dé un plazo para aportarlo. Sin embargo, para evitar retrasar el procedimiento y que nos concedan la nacionalidad española lo antes posible, conviene presentar un expediente perfecto desde el principio.

Lo importante es que la documentación esté en vigor. Muchos documentos tienen un plazo de caducidad muy corto, como por ejemplo los antecedentes penales en el país de origen, que caducan a los 6 meses desde la fecha de su expedición (a no ser que se establezca otro plazo en el propio documento), por lo que solo debemos pedirlos una vez que tengamos claro que cumplimos todos los requisitos. En el caso de que caduquen, no pasa nada, se pueden volver a pedir, pero esto supone un coste extra, por lo que como venimos diciendo, lo mejor es presentar todo bien desde el principio.

Los documentos que tenemos que aportar son:

  1. Tarjeta de residencia.
  2. Pasaporte completo y en vigor del país de origen.
  3. Certificado de nacimiento, debidamente legalizado y traducido. Salvo que el propio documento establezca otra cosa, la validez del certificado será de 90 días.
  4. Certificado de antecedentes penales del país de origen, debidamente legalizado y traducido. Según la Orden JUS/1625/2016 de 30 de septiembre sobre la tramitación de los procedimientos de concesión de la nacionalidad española por residencia (Anexo. 4. Validez de los documentos) “En el caso de certificados de antecedentes penales en los que no conste plazo de validez, se entenderá que tienen una vigencia de seis meses a contar desde su expedición.”
  5. Certificado de matrimonio en el caso de estar casado.
  6. Justificante del pago de la tasa nacionalidad española. Modelo 790 – código 026 (actualmente 102 €).
  7. Certificado de antecedentes penales en España. Si el documento no establece nada caduca a los 90 días.
  8. Certificado de empadronamiento.
  9. Diploma del Instituto Cervantes. Examen CCSE y DELE.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Estos son los requisitos más importantes que hay que cumplir para solicitar la nacionalidad española con éxito. Si quieres saber más sobre el procedimiento de nacionalidad o de otros tramites te sugerimos que leas los demás artículos del blog.

Por supuesto, si tienes cualquier duda o necesitas un asesoramiento más personalizado no dudes en contactar con esabogadoextranjeria y estaremos encantados de atender tu caso.

¿Sigues teniendo dudas de como tramitar la Nacionalidad Española?

Ponte en contacto con nosotros y acordaremos una cita donde te ayudaremos y asesoraremos de la mejor manera para que puedas tramitar tu Nacionalidad Española.

Todo sobre la Nacionalidad Española